27/3/11

En un día gris

Cuando todo iba mal y tenía ganas de tirarlo todo por la borda, llegaste tú con tu imborrable sonrisa y tus ojos que hablan por sí mismos, que transmiten vida sólo con una mirada.
Días así se repiten cada poco tiempo, cuando mejor estás o menos lo esperas, sucede algo que te hace estar mal. Pero no siempre aparece alguien para animarte, ni siempre la gente se da cuenta de que no estás en tu mejor día. De hecho, casi nunca sucede. A veces ni siquiera hace falta que lo noten, porque sin quererlo te hacen sentir especial y te sacan una sonrisa.
Aunque sólo sea haciéndote ver que la vida es mucho mejor de lo que tú imaginas en ese momento. La positividad está ahí, justo al lado de la felicidad y el optimismo. A tu alcance.
Pero qué difícil es recordarlo cuando estás en uno de esos días de color gris.

24/3/11

69 cosas que quieres saber de mí y no te atreves a preguntar


1. Me llamo Laura y tengo 25 años

2. No los aparento ni de lejos

3. De pequeña siempre veía a los de más de 20 “muy mayores”, pero yo no me veo mayor en absoluto.

4. De hecho creo que si pudiera, me cambiaría la edad en el DNI. Volvería a los 22 sin pensarlo.

5. Nací con 10 meses y amarilla, era como un Simpson. Soy vaga hasta para eso. Tenía que haber nacido en las navidades del 85.

6. No me gustan las navidades, seguramente lo hice para librarme de los villancicos.

7. En los sitios que he trabajado siempre he sido la más pequeña, pero ahora en la universidad soy de las más mayores.

8. Aunque entrara a estudiar con 23 años, es la mejor decisión que he tomado nunca. Me costó, pero estoy luchando por lo que siempre he querido.

9. Nadie confió nunca mí, en que pudiera estudiar una carrera o llegar a ser algo en la vida. Nunca me importó. Confío en mí y sobra, no tengo que demostrar nada a nadie.

10. Suspendí selectividad la primera vez que la hice, y me obligaron a ponerme a trabajar.

11. Entiendo más de bancos que Botín, por eso llevo las cuentas de la casa.

12. Al ver que sin estudios no iba a llegar más lejos que a ser una secretaria o una teleoperadora, ahorré y me pagué una academia para aprobar selectividad 2 años después de suspender.

13. Aprobé. Nunca he estado más orgullosa de mí misma.

14. El mejor apodo que me han puesto nunca es “la catalana”, en mi último trabajo en Goltv.

15. De los 12 a los 18 años me apodaban “mudita” y “antisocial”.

16. No ayudan esos motes si tienes la autoestima baja, hace que te cierres más en ti mismo. Lo voy superando.

17. Adoro Barcelona y todo lo que tiene que ver con esa ciudad. Me mudaría allí sin pensarlo.

18. No entiendo cómo a la gente que no es de Madrid les encanta la capital. A veces es un asco vivir aquí.

19. Soy adicta a la luz de la calle, cada vez que voy a un sitio (aunque sea un autobús) me gusta estar en la ventana. La explicación es que en mi habitación no hay ventana que dé a la calle, es como un zulo.

20. Por eso las fotos hechas en mi habitación salen amarillas.

21. Tengo una foto de cuando tenía 16 años en la que soy idéntica al señor Burns. Literalmente, era así de fea.

22. No, no os voy a enseñar esa foto.

23. Odio las fotos, siempre salgo mal. Parezco cara-pan como mi madre.

24. Excepto en las amarillas de mi habitación. Creo que la webcam me miente.

25. Me encantan mis ojos, mis piernas y mis brazos. Soy fan.

26. Llevo dos tatuajes, pero sólo se ve uno. Del otro me arrepiento, algún día me lo quitaré.

27. Puedo saber con un 98% de acierto si una chica está operada o no del pecho.

28. Aunque a veces no lo admita, me encanta que mis primas pequeñas Marina (5) y Daniela (3) vengan a vivir a casa un fin de semana cada 15 días. Son como mis hermanas pequeñas.

29. La vida no sería igual si no vinieran. Dan alegría a este muermo de casa en el que vivo.

30. Tengo un chalet al que odio ir, excepto en verano porque tiene piscina privada. El resto del año no hay nada emocionante.

31. Me dan pánico las hormigas, las cucarachas y los cortapichas. Pero me encantan las serpientes y los ratones. Toda esa fauna, y más, la podéis encontrar en mi chalet y alrededores.

32. No sé decir que NO cuando realmente quiero decirlo. Soy un poco cobarde.

33. Sólo he tenido un novio en mi vida. Duró dos años y algo. Era un gilipollas de libro. Creo que ese término se queda corto.

34. Me destrozó la vida, pero también lo voy superando.

35. Soy fuerte, porque las circunstancias me han hecho así. Y fría, quizá demasiado.

36. Cuando quiero a alguien lo doy todo, sean amistades o algo más. Es algo que me ha traído muchos problemas porque la gente no es así.

37. Mi sinceridad duele, por eso a veces me callo las cosas.

38. Mi mejor amiga vive en Andorra, y sólo la he visto una vez. Fue uno de los días más felices de mi vida.

39. Cuando recibo un mail de las ragazzitas me alegran el día. La suya es una amistad que valoro mucho.

40. Siempre he tenido las amistades lejos, quizá por eso no me siento parte de Madrid.

41. Me encanta la palabra “quizás”, por si no os habíais dado cuenta. También me gusta la palabra “palabras”.

42. Tengo un libro en mente para escribir desde hace dos años. Sé exactamente cómo va, de qué trata, y no soy capaz de plasmarlo en un papel. Se titula “Palabras”.

43. He empezado mil historias. Nunca he conseguido escribir más allá del primer capítulo.

44. Hay una película que me enseñó el por qué de mi incapacidad de seguir escribiendo. Decían “el miedo de todo escritor es no tener nada que decir”. No creo que no tenga nada que decir, creo que a nadie le importa lo que tenga que contar.

45. Toda la vida he soñado con que cuando sea mayor escribiré mis memorias, aunque no le vayan a importar a nadie. No me avergüenzo de nada de lo que he hecho.

46. Considero que de todo se aprende, y que cada persona que pasa por tu vida te enseña algo ya sea bueno o malo.

47. Me han jodido la vida muchas veces en lo que a amistades se refiere.

48. Soy rencorosa, perdono pero no olvido.

49. Los chicos salidos suben la moral, pero nunca quedaría ni saldría con uno de ellos.

50. Me da vergüenza que me griten cosas por la calle, y me da asco que en verano los viejos te metan la cabeza prácticamente en el escote. Viejos y no tan viejos, por qué no decirlo.

51. En base al criterio medio, tengo muy mal gusto para los chicos. Siempre me gustan feillos, pero no mucho. A mí no me lo parecen.

52. Toda la vida dije que me gustaban los chicos mayores. Quién me ha visto y quién me ve. Ahora eso me da igual.

53. Me gustan altos, morenos y que no fumen, aunque eso es secundario. Lo que realmente te dice algo de cómo es la persona que tienes delante es la mirada. Es básico que esa persona te transmita algo cuando te mire.

54. Siempre quise una historia de amor como los cuentos. Soy demasiado infantil, hasta para eso.

55. Mis películas favoritas son “La bella y la bestia” y “Orgullo y prejuicio”. Sí, en ese orden. De hecho son las únicas películas que me he comprado originales, porque se rayaron de tanto verlas en un DVD pirateado.

56. En mi habitación tengo varias muñecas de “Bella”, un par de barbies y algunos peluches.

57. Cada vez que me da la vena me pongo a tirar cosas porque quiero “una habitación seria y de persona mayor”. Nunca quedo satisfecha, supongo que porque no soy ni seria ni mayor. Uno no puede aparentar lo que no es.

58. Me gusta mucho limpiar y recoger cosas, pero sólo cuando estoy sola en casa y con la música muy alta. Soy como las chicas que salen en las películas, limpiando mientras bailan con el trapo o la aspiradora. Soy una motivada, lo sé, pero desestresa mucho.

59. Adoro cantar, pero nunca cuando hay alguien delante. Tengo pánico escénico o a saber qué. En realidad eso es de las pocas cosas que me da vergüenza. Bueno, y hablar delante de la gente también.

60. Me dan con facilidad ataques de ansiedad, tengo que llevar conmigo pastillas para cuando me pase. Nunca las llevo.

61. En general soy muy “echá pa’lante”, pero con gente que no conozco. Soy capaz de colarme hasta en el infierno si me interesa. Para mí no hay barreras, es un invento para los débiles.

62. Me colé en el Bernabeu en pleno partido del Madrid. En realidad no me interesaba, era por el hecho de colarse.

63. Todos los policías que cuidan puertas con coaccionables, verídico.

64. Soy del Barça desde hace como 10 años, cuando Víctor Valdés subió al primer equipo. Si ahora se fuera a otro club, seguiría siendo del Barça. Creo que al fin he encontrado un equipo que me gusta.

65. A veces digo que soy también del Atleti, aunque en realidad no veo ni un partido suyo ni sé los jugadores que tiene.

66. Quiero ser periodista deportivo, de televisión o prensa pero jamás de radio.

67. Lucho por lo que quiero, por mi futuro, pero sin pisar a nadie. Los periodistas no son así, pero me da igual.

68. Me confieso adicta a las redes sociales, aunque Facebook apenas lo use.

69. Sé que a nadie le interesa nada de lo que he puesto aquí. Las cosas importantes no se desvelan, se descubren poco a poco conociendo a la persona.

18/3/11


"Cuando te tropiezas dos veces con la misma piedra es porque estás caminando en círculos"

La acabo de leer en el blog de Maca y realmente me ha encantado. Hoy le encuentro todo el significado del mundo, aunque claro este tipo de frases ambiguas tienen diferente significado depende de quién las lea.

Considero que he tropezado de nuevo con la misma piedra del año pasado, y aunque ya vayan dos veces creo que me pasará muchas más. El ser humano no aprende, y yo menos que soy así de tonta. Pero tras 35 comentarios de todo tipo, le he dado una patada a esa piedra y ahora la tiene otra persona para que se tropiece, la destruya... ahora es su elección, y su vida.
La gente es realmente poco agradecida, pero no sé de qué me sorprendo, ha sido así siempre. Lo importante ahora soy yo, no los demás. Me antepongo a todo como debí haber hecho antes, pero siempre había alguna excusa para no hacerlo.
Hoy me he sentado al sol, en un cesped repleto de margaritas, deshojándolas una por una como una adolescente con sus "me quiere, no me quiere". Eso es la vida, es disfrutarla, sentirla , vivirla como si no hubiera mañana.

Eso es lo que quiero hacer cada día: disfrutar.

- Laura


7/3/11



Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.


Corazón coraza (Mario Benedetti)

2/3/11


"Todas las personas tienen algo especial y único por lo que merece la pena conocerlas"

Es una frase que se lee al final del libro de Don Juan de Torrente Ballester. Ya lo he terminado así que juro dejar de marearos con él. Pero esa frase me llamó la atención, ya que es algo que siempre he pensado.
Estoy convencida de que cada persona que pasa por la vida de alguien le marcará de alguna manera, le enseñará algo para bien o para mal. Si unas personas pasan por tu vida, pero otras no, ¿por qué las que sí, sí que pasan? porque es importante, porque te enseñarán algo vital para que tu vida continúe, para que seas mejor o peor persona.
Hay veces que lo dudas, sobre todo cuando hay gente que pasa por tu vida para hacerte daño. Pero lo creáis o no, esa gente son los que más te enseñan. Sí, te enseñan a ser más fuerte, a no fiarte de nadie... Tanto la gente buena como la mala pueden herirte, al igual que pueden hacerte reír.

- Laura